Sin categoría

Hallaron uno de los diamantes más grandes de la historia en África y tiene 404 quilates

Es tan grande que tiene su diámetro es del tamaño de una tarjeta de crédito y podría tener un valor de 20 millones de dólares.

diamante

Uno de los diamantes más grandes de la historia fue encontrado en Angola, África. La piedra desenterrada pesa 404,2 quilates y mide cerca de 7 centímetros de diametro. Según Lucapa, la compañía que lo desenterró, tiene aproximadamente la longitud de una tarjeta de crédito. Fue extraído por el Proyecto Diamante Lulo, una sociedad entre Endiama, la empresa nacional de diamantes de Angola, Lucapa Diamond Company y un inversionista privado, Rosas & Pétalas.

La distribuidora de joyas neoyorquina Yehuda probó el color y la claridad de la histórica piedra preciosa y lo clasificó como una gema tipo IIa lo que significa que es prácticamente perfecto. También tiene un color D o totalmente incoloro, el color más raro de un diamante blanco según el Instituto Gemológico Americano. Esto hace que el diamante sea aún más valioso.

Desde 2015 que este proyecto minero comenzó en Angola y ya han extraído más de 60 diamantes especiales grandes, según la compañía. Han explotado una parcela de tierra de un poco más de 2.973 kilómetros cuadrados en el centro de aquel país y, al parecer, la inversión está trayendo frutos pues las acciones de Lucapa subieron un 30% en la bolsa de valores de Australia luego de anunciar el hallazgo el lunes 15 de febrero de 2016.

El presidente de la empresa Miles Kennedy dijo a ABC Australia que el diamante podría tener un valor de 20 millones de dólares.

Angola es el cuarto país mas grande en la producción de diamantes en el mundo y esta gema es la más grande que alguna vez haya salido del país. Sin embargo, el descubrimiento se convierte en el vigésimo séptimo diamante más grande del mundo y todavía está lejos del récord mundial: una gema de 3106 quilates (600 gramos aprox.) llamada Cullinan. Esta fue descubierta en Sudáfrica en 1905 y se usó adornar el Cetro de la Cruz, una de las joyas de la corona inglesa, y está en exhibición en la Torre de Londres.