Sin categoría

Este policía contestó a un llamado de rutina… y terminó enamorándose

Si lo piensas bien, esta es una historia de “chica conoce a chico”, pero con un pequeño giro. Todo comenzó cuando una fría noche de invierno, alguien dejó frente a la puerta del refugio de Panhandle Animal Welfare Society (PAWS) a un pequeño e indefenso cachorro junto a sus hermanos. Sin importarles que afuera hubiese sólo 2ºC, los dejaron allí a la intemperie congelándose. Pero de alguna forma ese pequeño no estaba listo para dejar este mundo, y logró sobrevivir al frío. A la mañana siguiente, cuando los trabajadores del refugio llegaron al local se encontraron con esta pequeña sorpresa y llamaron a la policía para que investigaran el caso.

El oficial Marcus Montgomery fue quien respondió a este llamado y se dirigió a las instalaciones de PAWS, pero apenas vio al pequeño supo que su destino ya estaba forjado. Marcus cuenta que tomó a este debilitado cachorrito en sus brazos y sintió una conexión instantánea.

perrito

“Ella me trajo a este pequeño, tranquilo, sin llorar, ni ladrar, muy calmo. Me explicó que él y otros 9 cachorros habían sido abandonados en una caja en la puerta trasera del refugio durante la noche, y cuando entraron notaron a la camada. Así que pude tomarlo y él inmediatamente se acurrucó en mis brazos”

Ese fue el momento en el que a Marcus se le ocurrió una gran idea. Vader, su pit bull de 4 años al que había adoptado hace un tiempo, necesitaba un compañero. Así que se propuso adoptar a este cachorro y le puso el mejor nombre que podría esperar un bandido como él: Kylo –me imagino que ya habrás notado el guiño a la saga Star Wars–.

perrito2