Curiosidades

Condenada a 100 años de cárcel por extraerle feto a embarazada

El año pasado (en 2015) tuvo lugar un terrible suceso en Colorado, Estados Unidos. Una mujer llamada Dyne Lane atacó a una mujer embarazada, la dejo inconsciente y le intentó robar su feto de 7 meses en el salón de su propia casa.
La mujer, de 35 años de edad y residente de Denver (Colorado, EEUU) fue declarada culpable por un jurado el pasado mes de Febrero. Recientemente ha salido la condena que le ha impuesto el juez, y no es nada menos que de 100 años de cárcel, lo que significa que la señora Lane va a pasar el resto de su vida encarcelada por el terrible crimen que cometió.

Lane fue declarada culpable de intento de asesinato a la madre, ataque físico agravado y interrupción ilegal de un embarazo. La sentencia fue tan alta debido a la atrocidad del crimen, y también porque la mujer no mostró arrepentimiento después del ataque, que resultó mortal para la hija.





En el momento en que la Juez pregunto a la acusada si tenía algo que declarar, Lane solo dijo “No”.

Todo sucedió cuando una mujer embarazada de 7 meses, llamada Michelle Wilkins, se dirigió a casa de la señora Lane con la que había quedado por internet para comprar unas piezas de ropa para su futura hija. Una vez ahí, la mujer atacó a Wilkins hasta dejarla inconsciente. A continuación le abrió la barriga con dos cuchillos de cocina y le intento quitar el feto. La mujer consiguió sobrevivir al ataque, pero su futura hija falleció.

Las investigaciones indican que Lane engañó a su marido fingiendo que estaba embarazada, para que así este no la dejará, y después intento robar el niño a Wilkins para encubrir su mentira.

Durante el juicio también declaró la madre de la atacante, quien testificó que la familia nunca pensó que su hija sería capaz de hacer algo así.

La abogada de la atacante intentó defender a su cliente aludiendo que está había acabado muy afectada psicológicamente por la muerte de su hijo, que falleció en 2002. Sin embargo esto no convenció a fiscal Garnett, quien la acuso de actuar de una manera intencional, cruel y vicioso. Es mas, el fiscal expuso durante el juicio que el hecho de haber perdido a un hijo le debería hacer consciente de la gravedad de sus acciones, y por eso merecía la máxima pena posible.

En la lectura de la sentencia se encontraba la madre atacada, quien dijo que la señora Lane “vive en una fantasía narcisista”. También comentó que “hasta el momento se ha negado a reconocernos a nosotros, sus víctimas”.

La abogada de Lane ya ha declarado que va a apelar el caso.